Densitometría

Definición

Este examen es uno de los medios utilizados para realizar el diagnóstico de osteoporosis, enfermedad caracterizada por la pérdida de la densidad mineral del hueso.

Tipos de Pruebas

Existen actualmente 3 tipos de pruebas radiológicas con alta sensibilidad para detectar la pérdida mineral ósea:

  • La densitometría axial del esqueleto: Este examen evalúa la calidad de los huesos mayores, es decir, de las vértebras y del fémur (hueso de la pierna). Dado que estos son los huesos que mayor riesgo tienen de fracturarse, es la densitometría axial la prueba más solicitada por los médicos a las personas con factores de riesgo para desarrollar osteoporosis. Tiene como desventaja un mayor costo económico cuando se compara con la siguientes pruebas.
  • La densitometría ósea periférica: Este examen evalúa los huesos periféricos, como el calcáneo (situado en el talón). Esta prueba es más económica, más rápida y el instrumento de medición, siendo mucho más pequeño que el anterior, puede ser desplazado fácilmente pudiendo ser posible realizar exámenes a mucha más personas en riesgo.
  • El ultrasonido del hueso: Esta prueba no emplea radiación ionizante para medir la densidad mineral del hueso, sino ultrasonido (como la ecografía) que examinan la calidad ósea. Generalmente es evaluado una falange de un dedo de la mano. Es más económica que las dos anteriores.

Muchos estudios han mostrado una relación consistente entre la pérdida ósea en un sitio del esqueleto y la pérdida ósea en otro lugar del mismo, lo que pudiera sustentar que cualquiera de las pruebas anteriormente descritas podrían ser usadas indistintamente para diagnosticar osteoporosis; sin embargo, uno de los estudios más grandes hasta ahora realizado (9000 mujeres en los Estados Unidos de América) y publicado en la prestigiosa revista médica Lancet, por el Dr. S.P. Cummings, en 1993, mostró que la prueba que mejor predecía quienes presentarían fractura del cuello del fémur (que es uno de los sitios donde más frecuentemente pude ocurrir fractura por osteoporosis) era aquella que se realizaba directamente en el cuello del fémur. Por ello actualmente la gran mayoría de los médicos considera que es la densitometría ósea axial la prueba que más información aporta.

Candidatos para hacerse el examén:

  • Mujeres en la menopausia y que no están recibiendo terapia de suplencia hormonal.
  • Quienes tienen antecedentes familiares de osteoporosis, son delgadas, de estatura elevada y tienen el hábito del tabaquismo.
  • Personas que están tomando medicamentos que favorecen la pérdida mineral del hueso o tienen enfermedades que disminuyen la absorción del calcio.
  • Quienes hayan sufrido de fracturas por fragilidad ósea.